Compartir vehículo para ir a trabajar.

Muchas son las personas que debido a la crisis se ven obligado a ir a su trabajo (aquellos afortunados que aún los tengan), en el transporte público, en bicicleta y cada vez vemos con más frecuencia la iniciativa de compartir vehículos.

Para muchas personas les resulta mucho más rentable coger el autobús, metro el tres o misma mente la bicicleta. En algunas ciudades las puedes alquilar en los mismos espacios destinados para ello, o bien te llevas la tuya. Aunque una de las practicas que cada vez es más usual entre los trabajadores, es la de compartir vehículos.
Desgraciadamente los carburantes cada vez suben con más frecuencia y cuando bajan no lo hacen tan rápidamente como en la subida. En algunos casos, tienes que pagar hasta peajes para poder ir a trabajar. Por ello, se está generalizando en los lugares de trabajos ver anuncios para compartir coche o incluso hasta ciclomotores.

Resulta mucho más rentable ir cinco personas en coche hasta la ciudad y luego coger el transporte público. Los trabajadores se van turnando para coger el coche cada semana uno, de esta manera en vez de coger el coche todas las semanas, lo haces solo una al mes. Quedan en un punto determinado de su localidad y luego cada uno se busca la manera de poder llegar a su puesto de trabajo, no todos trabajan en el mismo lugar, pero de unos a otros van pasando la información y al final se crean bastantes grupos. Es mucho más rentable y también es una forma rápida y sencilla de poder llegar a tu puesto de trabajo.