Champú de cebolla Nuggela Sule, el mejor aliado contra la caída del cabello

nuggela-sule-cebolla¿Sabías que la cebolla tiene propiedades dermatológicas comprobadas por un grupo de científicos? ¿Y que su aplicación como champú previene la caída del cabello? Seguro que estás sorprendido por esta novedad que fue aprovechada por los profesionales de Nuggela Sule y la convirtieron en un producto de alta calidad.

Para aquellos que se preguntan acerca del aroma de este champú, no deben preocuparse porque no huele a cebolla. A pesar que este es su principio activo, el laboratorio encargado de procesar el producto se esforzaron por neutralizar cualquier partícula y el resultado es sencillamente maravilloso.

En lo que respecta a las ventajas que ofrece el champú de cebolla, destaca la estimulación del folículo piloso, es decir, la base en la que crece cada cabello, por lo que promueve su crecimiento.

Al tratarse de un producto 100% natural dota al cabello de una suavidad y brillo que lo hacen digno de cualquier cuña publicitaria.

El champú no contiene parabenos, así que es altamente recomendado para aquellas personas que sufren de irritabilidad o sensibilidad del cuero cabelludo, que muchas veces deviene en la aparición de caspa por la fuerte acción de los productos que se utilizan en la higiene capilar.

Para los cabellos grasos se recomienda el champú de cebolla, porque equilibra el PH de la zona capilar.

El champú de cebolla tiene alto contenido de azufre que regula la secreción sebácea, así que es perfecto para cabelleras grasosas. Asimismo, tiene quercitina que estimula significativamente la circulación sanguínea y, al mismo tiempo, actúa como desinflamatorio.

En definitiva, se trata de una joya cosmética que puede ayudarte a superar cualquier síntoma de debilidad capilar, caída del cabello y problemas con resequedad y exceso de grasa. Seguro que en cualquier farmacia física o en Internet puedes adquirir este champú que no querrás dejar de usar nunca.

¡Alerta! No confíe en participaciones preferentes

abogados

Las participaciones preferentes son un producto financiero demasiado complejo, los bancos y entidades de ahorro y préstamo ofrecen este servicio sin valorar el riesgo e incumpliendo con las normas de protección legales. Si necesita invertir y asegurar su inversión, no se deje engañar por las posibles ventajas de este producto que, es más una apuesta que una inversión.

Características de las participaciones preferentes

1.- No otorgan poder o derechos políticos al inversor, lo que significa que sólo tiene participación financiera sin voto ni voz en la junta directiva, aún, cuando su capital puede representar un porcentaje elevado de acciones.

2.- Los intereses acordados por la entidad emisora, dependerán de la obtención de beneficios que tenga la misma, es decir, la condición de que su inversión rinda frutos dependerá de que la entidad también los tenga.

3.- Son contratos perpetuos o con vigencia indefinida.

4.- En caso de quiebra o liquidación, se privilegia a la junta directiva, por lo cual, los inversionistas de la participación, son los últimos en cobrar.

No se deje engañar

Este producto es ofrecido a pequeños inversionistas que desean obtener grandes beneficios. Los bancos aprovechándose de esta necesidad plantean siempre un escenario favorable para el inversor, otorgando participaciones preferentes como una especie de depósito a plazo fijo pero con un rendimiento superior.

Recuerde siempre asesorarse financiera o jurídicamente antes de aceptar ningún convenio importante con el banco, pudiendo estar en riesgo su capital o todos sus ahorros.

¿Qué hacer si es demasiado tarde?

Si usted es víctima de una estafa bancaria por una participación preferente, tiene la oportunidad de demandar al banco, recuperar su inversión y los intereses correspondientes. Este producto sólo puede ser ofrecido a clientes especiales con un colchón financiero estable, por lo que, interponer una demanda de nulidad del contrato es factible. Todo producto complejo ofrecido por el banco debe ser transparente y claro para sus clientes, de otra manera está sujeto a una demanda individual.