Barcelona, cultura, ocio y descanso.

Una de las ciudades más bonitas y cosmopolitas de España, sin lugar a dudas es Barcelona. Un sitio perfecto que combina un clima envidiable, con una cultura muy arraigada, un sentimiento de tierra muy vinculado a sus habitantes y desde luego con una oferta de ocio inagotable.

Como buena ciudad que es, ofrece al visitante un abanico de posibilidades muy amplio, desde aquel turista que va de visita cultural, pasando por el que busca un fin de semana distinto donde variar la oferta culturas con la de ocio, pasando por la gente que solamente le interesa divertirse hasta altas horas de la madrugada.

En al ámbito cultural, podemos visitar la Sagrada Familia, la obra más importante de Antonio Gaudí, y desde luego y sin lugar a dudas, el monumento más visitado de Barcelona con diferencia.
El parque Güell, otra construcción del genial Gaudí como lo son la Casa Batlló o la Casa Milá.
La catedral, la basílica de Santa María del Mar, el mercado de la boquería… hay tantos y tantos sitios que podemos visitar que desde luego con 2-3 días no damos a basto.

Si te gusta el deporte, y sobre todo el fútbol, que decir del equipo de futbol y su estadio, conocido mundialmente, sin lugar a dudas, otro sitio de obligado tránsito para hacerse unas cuantas fotografías.

La ciudad tiene una amplia oferta de hoteles, de todos los rangos económicos. Pero si vas a visitar Barcelona, lo ideal es encontrar un hotel bien situado, como por ejemplo el Rekord, situado a pocos kilometros de todo lo que vale la pena visitar en Barcelona.

Tanto si se va con niños, como si no, no se puede ir a Barcelona sin visitar el Tibidabo, que es la cima más alta de la ciudad y desde donde se ve una panorámica espectacular de la misma.
El zoológico de Barcelona o su aquarium son de obligada visita, ya que los niños se quedarán con la boca abierta al ver estos animales.